Parroquia El Buen Pastor – República Dominicana

Valor del Mes:
Respeto
Lema del Mes:
"Honra a tu Padre y a tu Madre" (Ex 20,12)

Testimonio de Cinthia Ferreras

 “Si me tocara servir de nuevo, con todo mi corazón, le digo: aquí estoy Señor, envíame a mí”
 
Una mañana, me llamaron del equipo que organizaba el Retiro de Semana Santa “Yo me Quedo”, de nuestra Parroquia El Buen Pastor, para decirme que si me gustaría servir como Subcoordinadora de Desierto. Lo primero que me dije fue que no podía porque tengo muchos proyectos en el trabajo y, también por los niños, se me complicaría brindar el servicio, entre otras excusas más. 
 
Pero la hermana que me llamó me dice: “Mira, Cinthia, cuando Dios te elije Él siempre resuelve todo”. En ese momento, hago un profundo silencio porque siento que es el mismo Dios quien está hablando a través de mi hermana y, sin pensarlo, le respondo que sí y que confío en que Dios organizará todos mis asuntos. 
Ya en el servicio, Dios me mostró su gran amor porque, como cabeza de la dinámica “La Torre de Babel”, tenía que dirigir personas con mayor experiencia de trabajo en las diferentes actividades, pero creamos una gran sinergia y dejamos que el Espíritu Santo nos condujera y, de verdad, que fue una gran experiencia en todos los sentidos. 
 
Además, asistí con mi familia, mi esposo Merlbin Trinidad; mi hijo mayor, Abner David; mi hijo del medio, Eldwin y la princesa de la casa, Melissa.
 
Cuando vi que, el último día, mi hijo Abner David se levantó a dar su testimonio, sentí un conjunto de emociones encontradas. Pero lo que más sentí fue un gran orgullo y mucha alegría de saber que la semilla que mi esposo y yo estamos sembrando está calando en tierra fértil. Y es que no solo se trata de lo que decimos, es lo que nuestros hijos ven en nosotros.”
 
Cinthia Ferreras
Comunidad Unidos por la Fe