Parroquia El Buen Pastor – República Dominicana

Valor del Mes:
Familia
Lema del Mes:
"Ten fe en el Señor y te salvaras junto con tu familia" (Hch 16, 31)

La doctora Lucetta Fernández nos dejó muchas enseñanzas en su disertación “Caminando por el desierto del duelo”.

En nuestra Asamblea de Comunidades. Con su charla aprendimos sobre qué es y no es saludable en este proceso.

La especialista en Duelo y Sentido de la Vida nos explicó los distintos tipos de duelo y nos brindó muchos consejos para acompañar a quienes pasan por esta situación.

Recuerda que puedes volver a ver la charla en nuestro canal de Youtube: Parroquia El Buen Pastor.

Aquí algunas ideas :

-Para el duelo no hay receta. Ningún duelo es igual.

-El duelo no se medica; solo un especialista puede recetar, si fuera necesario.

-Debemos dejar que las personas vivan su duelo. Evitemos apresurarnos o querer que el afectado se guarde el sentimiento.

-Una forma de vivir mejor la pérdida de un ser querido es recordando su legado, lo bello o bueno que dejó en nuestra vida o en la de los demás. 

-Los padres que pasan por la pérdida o enfermedad de uno de sus hijos no deben olvidar a sus demás hijos, quienes también están afectados, de esta manera evitamos otro duelo por ausencia.

-Nunca mentir a los allegados del difunto sobre la muerte de ese ser querido, en especial cuando hablamos con los niños. Tampoco le ocultemos a los afectados de alguna enfermedad su condición de salud.

-Hablemos a los niños de manera clara sobre la muerte, puede ser con ejemplos. También es importante que vayan a la funeraria y se puedan despedir de la persona que falleció y no pensar que ésta volverá.

-Hay que vivir los actos fúnebres y asistir a los mismos. Si esto no es posible, podemos hacer una reunión en familia y hablar de los sentimientos.

-No decir que «Dios se lo llevó» .

-Eliminemos la culpa por pensar que podíamos evitar lo inevitable, la muerte.

-Lo que más necesitan los ancianos es nuestra presencia.


«Si puedo curar, curo; si no puedo curar, alivio; si no puedo aliviar, consuelo»